Las series de TV que hay que ver ¡ya!

Ahí va una pequeña pista de las series que hay que ver: (ver temporada 2010-2011)

Downton Abbey. Lo tiene todo: elegancia, estilo, un guión impresionante (esos diálogos, esa construcción de personajes, ese ritmo), actores fabulosos y un aroma de Gran Obra que se percibe desde el minuto uno. Absolutamente imprescindible.

Sherlock. O cómo coger el toro por los cuernos y hacer una adaptación rigurosa y, a la vez, modernísima. Con la firma de la BBC, claro. Sus tres episodios nos reconciliaron con el Sherlock Holmes más auténtico y nos volvieron a demostrar que calidad y entretenimiento no son conceptos antagónicos.

Breaking Bad. Nunca lo exquisito y lo sórdido estuvieron tan mezclados. Épica e íntima, desesperada y clásica, ésta es una serie en la que quizá cuesta entrar, pero de la que cuesta mucho más salir. Eso contando con que quieras hacerlo, cosa que dudo. La huída hacia adelante de Walter White va ya por su tercera temporada. Y es parte de la historia de la televisión.

Mad Men.  “¿Quién es Don Draper?” es una de las frases del año. “¿Cómo es que no ves ‘Mad Men’?” es otra. Bajo el brillantísimo envoltorio de esta serie hay auténtica vida. Maravillosa y apestosa vida, dulce y terrible. Vida de verdad, vamos. Que el estilazo y el cool no os engañen: ‘Mad Men’ es mucho más que un bello escaparate.

The Walking Dead. Uno de los estrenos más potentes del año y uno de los pilotos más memorables. ¿Quién habría imaginado que una serie sobre zombies podía ser realmente bonita? Minitemporada y superéxito. Jugada redonda para (nuevamente) AMC.

Rubicon. Rara, lenta, complicada, farragosa, pretenciosa, intelectualoide, sobrada, reconcentrada, nihilista, pesimista, intrigante, inquietante, hipnótica, obsesiva, adictiva, fascinante, independiente, indefinible… y cancelada.

Perdidos. Se fue por la puerta grande, o algo parecido. Nunca el final de una serie la había liado tan gorda. Y nunca un producto televisivo había generado tanto debate. Debate estéril, pues su discutible y discutido final no sólo no contentó a casi nadie, sino que tampoco sirvió para casi nada. Pero nos tuvo un lunes a las cinco de la mañana frente a la tele.

The Good Wife. Tenía todos los ingredientes para ser otra serie de abogados más, otra mediocridad, y resultó ser, en su primera temporada, la revelación del año y, en su segunda, propietaria clara de un sitio de honor en esta lista. Sin duda, la serie que con unas premisas más simples consigue unos resultados más sofisticados.

Boardwalk Empire. HBO no le iba a ceder el puesto así por así a AMC y lo demostró con esta superproducción de época inaugurada nada menos que por Scorsese. Un lujosísimo espectáculo en el que Steve Buscemi crea al personaje del año: Nucky Thompson.

Community. La revolución de los segundones. Una segunda temporada gloriosa, con al menos tres episodios de diez sobre diez. Recoge el testigo de lo meta de ’30 Rock’ y juega en todos los campos del humor: desde el más básico al más retorcidamente autorreferencial. Y siempre gana.

Por el gran Alberto Rey de elmundo.es. Y, ahora, unas pequeñas consideraciones.
– HBO pierde el trono (pues tanto ‘Treme’, por incomprendida, como ‘In Treatment’, por mal rematada, se caen del top 10, lo siento). ¿Alguien se acuerda de ‘The Pacific’?
– ‘Treme’, ‘Fringe’, ‘Parks and Recreation’ y ‘Louie’ han estado a punto de entrar en la lista, pero… ¿a quién quitamos a cambio?
– ‘The Good Wife’, la sorpresa del año pasado, se impone sin problemas éste.
– El estilo inglés sigue más vigente que nunca.
– Unas cuantas series caen víctimas de sus propios estándares de calidad (’30 Rock’, ‘Dexter’, ‘Sons of Anarchy’).
– Otras quizá sufren los prejuicios del bloguero (‘How I met your Mother’, ‘The Big Bang Theory’), aunque él mismo encantado explicará los motivos de la exclusión.
– ‘Perdidos’ se despide dando el coñazo a lo bestia.
– No hay ninguna serie con risas enlatadas en el ranking.
– Tampoco hay ninguna serie española (es una obviedad, lo sé, pero conviene señalarlo)
– Cinco de los diez puestos del ranking los ocupan series estrenadas en 2010.
– ‘Rubicon’, una de las series del año ha sido cancelada. Para siempre, en principio.

 

Anuncios

Un pensamiento en “Las series de TV que hay que ver ¡ya!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s