Rolling Stone pone a caldo lo último de Black Eyed Peas

El autor: Quique Quizás. La plataforma: Rolling Stone. Algunas de sus perlas: “horterillas con pinta de secundarios de Los vigilantes de la playa“, “me siento como tragándome un Big Mac sin hambre”, “sensación de vómito”, “más simple que el mecanismo de un chupete”, “suenan cosas, pero en realidad no oyes nada”, “los temas de estos tíos son chupa chups, piruletas. O chicles”, “tanto buenrrollismo me empieza a generar ganas de autolesionarme”, y ya pero porque tela. Abajo os dejaré de todas formas la crónica íntegra de este hombre que una mañana se levantó, una revista le pidió una crítica y él, la hizo. Pero cómo que si la hizo. Creo que después de escribirla, se vomitó encima.

Yo no creo que Black Eyed Peas sean malos. Yo jamás los sacaría en mi blog, pero eso no quiere decir que no aprecie lo que han hecho por todos nosotros: llenar las pistas de baile de gente buenrrollista. ¿Qué más queremos? ¿Un sonido Chimo Bayo que nos obligue a drogarnos como en la Ruta del Bakalao valenciana? ¿o algo más pijo a lo K. Minogue? Estos chicos son gamberros, a su manera, no a lo P. Doherty. Y Fergi, tras un “lo cojo, lo dejo, lo cojo, lo dejo”, sigue estando buenísima. Así que no seamos tan duros criticando porque Black Eyed Peas, lo queramos o no, lo parten.

Crónica de R. Stone

Me piden los de ROLLING STONE una crítica del nuevo disco de Black Eyed Peas.

Pienso que a nadie en su sano juicio le puede interesar semejante cosa, más allá de tararear la anécdota/brasa de I gotta feeling en los bares.
Prefiero pensar que nadie se sienta en su sofá y se dice: “Voy a escuchar lo nuevo de los Black Eyed Peas”, que nadie puede tomar medio en serio a estos horterillas con pinta de secundarios de Los vigilantes de la playa. Empero, todo sea por los tres duros que me pagan.
Así que le doy al play (en Spotify, por supuesto). Con absoluto desinterés escucho una especie de remezcla hecha por Chimo Bayo de la canción de Dirty dancing. Sólo falta el bombas-bombas de fondo.

Me pongo a recordar a Patrick Swayze y a la otra (desaparecida, ¿no?), pero de pronto me ataca un severo chunda chunda, respaldado por una suerte de taladrante Casio PT-1. Estupendo.
Luego hay un rapeado fresa a lo Will Smith, y no falta la sobredosis de vocoders rollo Rozalla (dios mío, también desaparecida). Me siento como tragándome un Big Mac sin hambre, con la consiguiente sensación de vómito.
Por suerte (o no), llega el segundo tema: un medio tiempo tecno pop de melodía evidentemente infantil, más simple que el mecanismo de un chupete. Lo aderezan con un par de frases en español: ese populismo latino que no falte.
Siento la bilis subir, regurgito y paso al tercer corte, Love you long time, a la vez que me conjuro para buscar algo positivo (para dar algo de credibilidad a esta no-crítica). Imposible: el estribillo está prácticamente robado de Video killed the radio star. Claro, el público adolescente no tendrá ni pajolera del robo. Más allá del expolio y del vocoder pelma, la canción es inexistente. Suenan cosas, pero en realidad no oyes nada. Fast forward.
Me pongo a mirar fotos de los susodichos mientras suena Xoxoxo. Caramba con la tal Fergie. Parece la típica californiana dura-durita-dura. Sopeso la posibilidad de que su anatomía no tenga un origen 100% natural mientras la canción se me queda en menos que fast food: los temas de estos tíos son chupa chups, piruletas. O chicles.

Black Eyed Peas se han enterado quizás un poco tarde del ochentismo triunfal, pero se lo han tomado en serio: la catarata de sintetizadores es abrasadora. Llega la quinta etapa del suplicio superponiendo teclados sutiles como un petit suisse de morcilla + arpegio de guitarra de chichinabo. Yo quiero ayudar, pero estos tipos no ayudan.
Siempre me pasa igual: tanto buenrrollismo me empieza a generar ganas de autolesionarme. No hay motivos en esta vida para estar TAN alegres. La sensación de estar escuchando la banda sonora de Glee es asfixiante: ya tengo suficiente con que mi chica me solmene la serie noche sí noche también.Fashion beats tiene curiosamente un estribillo un poco Rozalla, beats de maquinitas un tanto chiptuneros y unas frasecillas en francés. Intento escuchar la música detrás de tanto artificio plastificado, mas no lo consigo. El post empieza a empinarse cual Tourmalet (chuletones a mí, por el amor de dios). ¿Qué voy a escribirles yo a estos tipos de la Rolling?La siguiente se llama Dont stop the party y es la más zapatillera. En general, el disco es puro producto festivo, como una serpentina: la lanzas al aire, la ves volar y cuando cae te sientes un poco idiota. ¿Vivirá esta gente en un farra eterna entre Sunset Boulevard y Sausalito?

The best one yet hace buena aquella lata ubicua de The rhythm of the night, lo que la acerca a todas las freidurías y gasolineras de la Costa del Sol española (donde este disco se entenderá a la perfección: si hay una California española, ésa es la Comunidad Valenciana).Just can’t get enough es un auténtico subproducto arambí, o eso me parece después de dos interminables escuchas (pienso en Marta Domínguez: se necesita algún tipo de doping para recorrer este maratón). Me empiezo a poner nervioso por no encontrar nada positivo en el disco, más allá del buenrrollismo de centro comercial, de blockbuster, de manada.
Todas mis esperanzas se concentran, pues, en el último tema, Play it loud. Cruzo los dedos y lo pongo así, alto. Nada. Guitarrita off shore, caja de ritmos de porespán y estribillo tan vacuo como machacón. Todo es puro efectismo hortera, música de anuncio de telefonía móvil.Me lo he currado como un campeón. ¿Cómo me saco esta sensación de náusea de encima? ¿Sentiré algo si me hago un corte profundo en la cara interna de un muslo? ¿Podría conseguir por la guía de teléfonos el número Eufemiano Fuentes?En vez de eso, me siento, pienso en atardeceres y me pongo a escribir este post.

Fuente Rolling Stone

Anuncios

2 pensamientos en “Rolling Stone pone a caldo lo último de Black Eyed Peas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s