David Simon (The Wire): el espectador medio que se joda

Nace un nueevo libro sobre la serie The Wire de manos de la misma editorial -Errata Naturae- que hizo lo propio con la serie Los Soprano. Creo, toda una maravilla. ¿De donde saca el éxito la serie de David Simon? De su verosimilitud, su realismo, porque “el espectador medio que se joda”, dice Simon. A mí me parece bien. Y añado, “el espectador medio si quiere ver tele que la encienda en España”. A continuación va la noticia leida en El Mundo.

De los puertos de Baltimore sube una niebla gris de mañana fría que rebaja y entumece los colores y las pasiones fuertes. Las acciones no se entienden individualmente en ‘The Wire’ (serie de culto entre las series de culto de HBO), sino en la secuencia infinita de una red de despachos (las casas, los hogares, son anécdotas). Es un mecanismo coral y feroz, una pirámide alimenticia sin herbívoros.

La extorsión, la perversión del lucro, la contaminación postindustrial de la urbe es inercia institucional. El mal se hace abstracto, insondable, la transparencia y la honradez son una ingrata floración muy puntual en los capítulos. Después de ‘Los Soprano for ever’, la editorial Errata Naturae ha vuelto a reunir a un grupo de escritores a hablar un poco de ‘The wire’. Esta terapia en grupo se ha llamado ‘The Wire. 10 dosis de la mejor serie de la televisión’.


Hornby entrevista a David Simon

Incluye esta vez un prólogo y una entrevista (de Nick Hornby: cierto parecido, por cierto, el de Hornby con Herc, el brutote policía blanco de visera) con David Simon, el creador de esta comedia humana de mando a distancia. Dice Simon que si David Chase, creador de ‘Los Soprano’, maneja el modelo shakespeariano de Ricardo III y de Macbeth, él y su equipo siguen a los trágicos griegos:

“El Departamento de la Policía, la economía de la droga, las estructuras políticas, el sistema educativo o las fuerzas macroeconómicas son los que arrojan ahora rayos jupiterinos y dan patadas en el culo sin ninguna razón de peso”, explica Simon. Por eso el detective McNulty, de Homicidios, pasa a trabajar (castigado por su dichosa integridad) de guardia costero.

Por eso tanta dificultad para conseguir aparatos de escucha para ir tras el dinero de la cocaína. Los favores entre peces gordos y gremios son la ley del silencio, y un ascenso tiene generalmente un punto de claudicación moral. Nadie olvida nada.

“‘Los Soprano’ se inspiran en Shakespeare. ‘The wire’, en los clásicos griegos”, explica su creador.

Otro fracaso

Por las páginas del libro aparece también Rodrigo Fresán en su turno de adicto. Dice Fresán que los tiempos de la serie son pausados, que no hay héroe definido, que no es televisión. Es un “cíclico volver a empezar”. Hay, por tanto, un fondo de abatimiento, una demora que se perpetúa, temporada a temporada, corrupción a corrupción. Naturalmente, ‘The Wire’ fue un fracaso de audiencia durante su emisión (de 2002 a 2008). Pero por DVD es un fenómeno creciente, la gente mendiga más capítulos para calmar el mono, como el yonqui Bubbles en Las Torres, el dominio del capo Avon Barksdale.

Hay más. Jorge Carrión, en su capítulo, compara la piedra que rompe la cámara de vigilancia en los créditos (con banda sonora de Tom Waits) con la rabia visceral de la cuchilla de Buñuel.

Los olvidados negros del arrabal (los ‘projects’, es el lugar) y los agentes de Narcóticos proceden del trabajo de campo del rabioso Simon, periodista durante 12 años, y del ex policía Ed Burns. Y de los escritores de ‘noir’ Richard Price, Denis Lehane y George Pelecanos. Para redactar los parlamentos del macarra gay Omar se necesitan un par de másters en ‘slang’ (y otro auxiliar sobre escopetas y armas cortas). El detective Bunk (el Barry White de esta serie) sabe leer perfectamente una escena del crimen con unos guantes, un rotulador y una cinta métrica, todo huele a auténtico.

Estibadores y políticos

Muchos de los cachorros con pintas de ‘El Príncipe de Bel Air’ de ‘The Wire’ han sido sacados directamente de las esquinas mal iluminadas. Se persigue así el afán realista del Rossellini y el primer Visconti cuando no trabajaban con actores profesionales. Aunque a Idris Elba (‘Stringer’ Bell) lo sacaron de los escenarios de Londres. Detrás de la historia del sindicalista de los estibadores, Frank Sobotka, puede estar el guionista, Rafael Álvarez (de una familia de varias generaciones en el puerto). Y Bill Zorzi, comentarista de política estatal y municipal ayudó a levantar toda la red artificiera en torno a la trama del ayuntamiento. Álvarez y Zorzi eran ex compañeros de Simon, del periódico ‘Baltimore Sun’. Con razón, el alcalde real de la ciudad se molestó mucho con la producción.

De los ‘projects’ al ‘Town Hall’, de la barra americana o la mafia griega, al alto tribunal… el flujo de informaciones de este gran despliegue coral entre blancos y afroamericanos se hace complicado. Uno debe sumergirse con voluntad en el veraz tecnicismo de la criminología. Antes de entenderlo, ya se cree en ello. Dice Simon: “Si escribes algo lo suficientemente creíble como para que el que está dentro te crea, entonces el que está fuera también te creerá”.

El frontispicio de cada capítulo de ‘The Wire’ contiene una frase (sentenciosa) de un personaje del capítulo. Simon también tiene la suya: “La pauta que sigo para intentar ser verosímil es muy sencilla (la vengo siguiendo desde que empecé a escribir ficción): el espectador medio que se joda”. HBO ha hecho que cosas trilladas como la mafia italoamericana o una comisaría sean algo nuevo, auténtico empleando este método de riesgo.

Anuncios

Un pensamiento en “David Simon (The Wire): el espectador medio que se joda

  1. Pingback: Rebotando en la mollera | Trapseia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s