Alfred James Pacino cumple hoy 70 años

Al Pacino cumple hoy 70 años, un crack, un fiera, magnífico. Si bien es cierto que en los últimos años está sufriendo lo que se llama “el declive del actor” escogiendo papeles cutres, raros, que no dan la talla. También le ocurre a Nicolas Cage, del que hace poco escribí una crítica (leer aquí) y a Robert DeNiro, que pronto empezaré con él. A ellos tres les debo mi amor por el cine, pero por ese motivo también me atrevo a criticarlo, me siento en esa terrible obligación. Mientras tanto, quien fuera Michael Corleone cumple 70 años. Ahí es nada.

El mafioso de Hollywood, que este domingo cumple 70 años, vuelve a cazar criminales. En el thriller ‘Son of No One’ da vida a un detective en un barrio obrero. Channing Tatum, que encarna a un joven policía, Ray Liotta y Katie Holmes participan también en la cinta que acaba de comenzar a filmarse en Nueva York.

Justamente el fin de semana de su cumpleaños, la estrella de ronca e inconfundible voz celebra otro estreno. El canal estadounidense HBO emite el drama ‘You Don’t Know Jack’. Dirigido por Barry Levinson, Al Pacino interpretó al polémico médico defensor de la eutanasia Jack Kevorkian. Conocido como el ‘doctor muerte’, salió de la cárcel en 2007 tras pasar ocho años en prisión. Kevorkian confesó que entre 1990 y 1998 ayudó a morir a al menos 130 personas con enfermedades incurables.

Y dentro de poco Al Pacino se meterá también en la piel de Salvador Dalí. Obtuvo hace mucho tiempo el papel del pintor surrealista español en el biopic ‘Dalí & I: The Surreal Story’, de Andrew Niccol.

Enanito italiano

El “enanito Pacino”, como se burlaban de él los productores de ‘El Padrino’, no tuvo un comienzo fácil en Hollywood. Sin embargo, hace 30 años el director Francis Ford Coppola prefirió al italo-estadounidense Alfredo James Pacino, de 1,68 metros e hijo de una familia siciliana, frente a Robert Redford, Warren Beatty, Jack Nicholson o Robert De Niro.

Su papel como hijo del padrino Don Corleone lo hizo famoso en todo el mundo. En la trilogía mafiosa (1972-1990), el actor transforma al obediente estudiante en la fría cabeza del clan familiar.

Al Pacino recuerda que a los cinco años su madre lo llevaba al cine, lo cual despertó tempranamente su amor por el celuloide. Tuvo una infancia difícil en el barrio neoyorquino del Bronx, donde creció con sus abuelos.

Por falta de éxito, el adolescente fue expulsado de la escuela de artes de Manhattan, pero luego tomó clases con Charles Laughton y el legendario profesor Lee Strasberg. Cuando terminaba la veintena, logró el primero de dos premios ‘Tony’ en los escenarios de Nueva York. En la pantalla grande llamó la atención por primera vez en 1970 como un neurótico traficante en ‘Pánico en Needle Park’.

Tras su interpretación de Michael Corleone, por la cual obtuvo la primera de ocho nominaciones al Oscar en 1972, Hollywood se disputó a Al Pacino en el papel de mafioso, policía o criminal. En ‘Serpico’ (1972) interpreta a un policía quebrado, en ‘Tarde de perros’ (1975) a un secuestrador, en ‘Scarface’ (1979) a un gran criminal.

Sin embargo, su éxito se vio interrumpido en 1985 tras el fracaso de la carísima ‘Revolution’, una cinta épica sobre la guerra de independencia norteamericana. Pasaron cuatro años antes que volviera a actuar en ‘Sea Of Love’.

Y, por fin, el Oscar

En 1992, a 21 años de su primera nominación al Oscar y tras seis intentos frustrados, Al Pacino logró hacerse con la estatuilla por su papel en ‘Ecencia de mujer’, donde interpreta al ciego ex oficial Frank Slade. En la cinta de suspense ‘Heat’ (1995), se enfrenta en su papel de frustrado policía a Robert de Niro, un brutal criminal. Hace dos años, ambos regresaron a la pantalla grande con el thriller ‘Righteous Kill’, como viejos policías.

También tuvo éxito con ‘The Insider’ e ‘Insomnia’. Logró además el aplauso de la crítica y un Globo de Oro con el telefilme ‘Angels in America’ sobre la epidemia del sida en los años 80. En ‘Ocean’s 13’, la tercera entrega sobre la banda liderada por el ladrón Danny Ocean, alias George Clooney, Al Pacino convence como un malo que es una peligrosa mezcla de empresario y jefe mafioso.

A pesar de su gran éxito en el cine, este fanático de Shakespeare siempre vuelve a su gran amor, el teatro. Con ‘Looking for Richard’, el actor profundizó en 1996 su estudio de Shakespeare y debutó como director. La cinta fue elogiada por la crítica como cariñoso homenaje a Shakespeare, que permite ver el trabajo de los actores y directores de teatro. En 2006 actuó sobre el escenario en la obra ‘Salome’ de Oscar Wilde en Los Angeles. Antes brilló en ‘Julio César’ de Shakespeare, ‘Aufstieg und Fall des Arturo Ui’ de Brecht y ‘Rey Edipo’ de Sófocles.

En lo privado se esconde el eterno adolescente, lo que le valió el apodo de “el Greta Garbo masculino”. Llegó a los titulares tras una pelea por la tutela de los mellizos Anton y Olivia, nacidos en 2001, que tuvo con su pareja de largos años Beverly D’Angelo. Padre de tres hijos y sin casarse jamás, también llenó las páginas de la prensa rosa por su romance con su coprotagonista Diane Keaton en ‘El Padrino’.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s